FANDOM


</noinclude>Esta carta fue enviada a los hermanos de Filipo, para darles las gracias por la ayuda dada con amor, así también, darles consejos espirituales y hablarles un poco de la obra hecha en Roma.

Namebook Nombre del Libro

El título de esta carta se debe a que fue dirigida a los cristianos de Filipos, ciudad de Macedonia. En el comentario de Hech. 16:12 hay una reseña histórica de la ciudad. Los manuscritos más antiguos, que se remontan al siglo III, llevan el sencillo título de Pros filipp'síous ("A [los] filipenses").[2]

Pen Autor

En la carta se menciona al apóstol Pablo como su autor (cap. 1: 1). El apóstol presenta a Timoteo como a uno de sus colaboradores (cap. 1: 1; 2:19), y se refiere a su encarcelamiento (cap. 1:7) y a su anterior predicación en Macedonia (cap. 4:15) de una manera completamente natural y en armonía con lo que se sabe de la vida de Pablo. La iglesia primitiva unánimemente reconoció que esta carta era de Pablo. El primer testimonio extrabíblico en cuanto a la paternidad literaria paulina de esta epístola, proviene de Policarpo, líder y mártir cristiano de mediados del siglo II (ver t. V, p. 126). La evidencia en cuanto a la paternidad literaria de Pablo es tan manifiesta, que hay pocos motivos para ponerla en duda. Acerca de la fecha cuando se escribió la epístola, ver t. VI, pp. 108- 109.[2]

Wait time Marco Histórico

La Epístola a los Filipenses fue escrita en Roma durante el primer encarcelamiento de Pablo en esa ciudad (ver t. VI, pp. 108-109). Habían pasado más de diez años desde que Pablo predicara por primera vez el Evangelio en Filipos. Lucas describe las circunstancias de la primera visita del apóstol a Filipos (Hech. 16).[2]

Roma no se menciona en la Epístola a los Filipenses; pero la referencia de Pablo a "la casa de César" (cap. 4: 22) y su expectativa de una rápida liberación (cap. 2:24), sugieren que Roma fue el lugar en donde la escribió.[2]

En la carta se puede apreciar bastante bien la situación de Filipos, la condición de Pablo y la relación del apóstol con los creyentes filipenses. La iglesia de Filipos era presidida por obispos y diáconos (cap. 1:1); sus miembros estaban sufriendo persecución (vers. 29), e indudablemente se había producido alguna tendencia a la discordia, especialmente entre dos de las hermanas de la iglesia (cap. 4:2); pero no hay ninguna indicación de que hubiera corrupción moral o falsas doctrinas. Había poco que perturbara el gozo y la gratitud con que el apóstol contemplaba el crecimiento de los filipenses en la gracia. Su amor por Pablo era inmutable. Le habían enviado a Epafrodito, uno de sus dirigentes, para que le llevara sus dádivas y lo ayudara en su aflicción (cap. 2:25). Pablo pensaba que sería liberado pronto, y expresaba su confianza de que antes de mucho los vería otra vez (cap. 1:26; 2:24). Más tarde fue liberado y durante un tiempo trabajó entre las iglesias que había ayudado a establecer, lo que tal vez incluyó a la iglesia de Filipos (ver HAp 389).[2]

Book 2 Tema

La Epístola a los Filipenses es una carta de un amigo a sus amigos, una carta de consejo espiritual, escrita para reconocer una ayuda dada con amor. Pablo les habla a los creyentes de Filipos de sus prisiones, del progreso del Evangelio en Roma, de los esfuerzos de ciertos adversarios para afligirlo mediante una oposición sectaria, pues predicaban a Cristo movidos por la envidia y el espíritu de división (cap. 1: 12-17). Les cuenta de la paz interior y del gozo que lo sostuvieron en todas sus aflicciones. Se siente seguro de la simpatía de ellos; les escribe teniendo la confianza plena de la amistad cristiana. Su gozo es el gozo de ellos. Les habla de la incertidumbre de su futuro, pues no sabe cómo terminará su juicio, si en muerte o en vida. Pero está preparado para ambas: una vida santa es una bendición, y también lo es una muerte santa (vers. 19-24). Les habla de que acepta sus presentes con gratitud. No había estado dispuesto a recibir ayuda de otras iglesias, pero con ellos compartía una estrecha intimidad, y esa amistad afectuosa y confiada hacía que estuviera listo para aceptar la ayuda de ellos (cap. 4:14-17). La apreciaba no tanto como un alivio para sus propias necesidades, sino más bien como una evidencia adicional del amor de ellos por él y de su crecimiento en ese amor, que es la primera de las virtudes cristianas. El, les dice, se sentía contento, pues había aprendido a bastarse a sí mismo en el sentido cristiano. Nadie sentía como él sus propias debilidades, pero podía hacer todas las cosas con la fortaleza de Cristo (vers. 10-13).[2]

Por lo tanto, el tema de la epístola es el gozo en Cristo. Pablo escribió esta carta mientras estaba preso y sin saber qué le sucedería; sin embargo, utiliza repetidas veces las palabras "gozo" y "regocijaos". La expresión "en Cristo" aparece con frecuencia, y cuando está unida con el pensamiento de gozo, expresa adecuadamente el tema de la epístola.[2]

Structure Estructura

La estructura de la epístola a los Filipenses es de la siguiente manera[2]:

  1. Introducción, 1: 1 - 11.
  2. Repaso de las circunstancias y los sentimientos de Pablo, 1: 12-26.
  3. Exhortación a la unidad y a la abnegación, 1:27 a 2:16.
  4. Explicación de los planes de Pablo para el futuro, 2:17-30.
  5. Una nueva exhortación con un paréntesis doctrinal, 3:1 a 4:9.
  6. Conclusión, 4:10-23.

Referencias

ve Libros de la Biblia
Pentateuco Génesis | Éxodo | Levítico | Números | Deuteronomio
Históricos Josué (Libro) | Jueces | Rut (Libro) | 1 Samuel | 2 Samuel | 1 Reyes | 2 Reyes | 1 Crónicas | 2 Crónicas | Esdras (Libro) | Nehemías (Libro) | Ester (Libro)
Poéticos Job (Libro) | Salmos | Proverbios | Eclesiastés | Cantares
Profetas Mayores Isaías (Libro) | Jeremías (Libro) | Lamentaciones | Ezequiel (Libro) | Daniel (Libro)
Profetas Menores Oseas (Libro) | Joel (Libro) | Amós (Libro) | Abdías (Libro) | Jonás (Libro) | Miqueas (Libro) | Nahum (Libro) | Habacuc (Libro) | Sofonías (Libro) | Hageo (Libro) | Zacarías (Libro) | Malaquías (Libro)
Evangelios Mateo (Libro) | Marcos (Libro) | Lucas (Libro) | Juan (Libro)
Históricos Hechos
Cartas Paulinas Romanos | 1 Corintios | 2 Corintios | Gálatas | Efesios | Filipenses | Colosenses | 1 Tesalonicenses | 2 Tesalonicenses | 1 Timoteo | 2 Timoteo | Tito (Libro) | Filemón (Libro)
Cartas Generales Hebreos | Santiago (Libro) | 1 Pedro | 2 Pedro | 1 Juan | 2 Juan | 3 Juan | Judas (Libro)
Proféticos Apocalipsis